martes, 16 de febrero de 2010

Que vuelva la casta

20:45; ¿Se acuerdan de esa hora?, hoy vuelve la competición que da el máximo prestigio, la que puede decidirte por completo una temporada, la que más ilusión genera entre las masas.... podría definirla con infinitos nombres más pero creo que con esta frase se resume todo: Hoy es noche de Champions.
Y con ella, los corazones verdaderamente madridistas se ponen en pie y vibran al compás de ese único e inimitable himno(que en algún campo pitan, cómo no ese campo es el de nuestros vecinitos paletos que se definen con sus actos, estos indios....), en fin a lo que iba, hoy es el día en el que debemos demostrar a Europa de una vez por todas que no somos los de los últimos años, que este año hay plantilla para dar más que la cara, y como todos sabemos este año también pasa algo especial, la final es en nuestro feudo, no podemos fallar.
Por eso creo que hoy más que de el partido de esta noche en sí, os voy a hablar de la relación especial que ha tenido el Madrid con las grandes noches europeas, porque ¿Cómo olvidar aquellas remontadas en la Uefa ante Inter, Anderlech o Borussia en las que Europa sucumbió ante el miedo escénico del Bernabeu?, o ¿Cómo olvidar aquella semifinal de 2002 en la que el mago Zidane y un inglés del que pocos se acuerdan, dejaran atrás al eterno rival con un 0-2 en su cancha? o sin ir más lejos los cuartos de ese mismo año en la que le devolvimos la moneda al Bayern, que tantas veces se cebo con nosotros, o la noche de la séptima después de casi 40 años sin ser nadie en Europa. Recuerdos inolvidables en los que uno se siente orgulloso de pertenecer a esta forma de vida, que muchos "comparten" pero que pocos sentimos verdaderamente.
Desde el principio de esta competición hemos sido los reyes de Europa, y aunque hemos pasado épocas negras, incluso hasta el punto de llegar a ser eliminados 5 años consecutivos en octavos y no ser cabezas de serie, hemos somos y seremos siempre uno de los rivales más temidos del torneo, y para demostrar esto la Décima no puede esperar más.
Lyon es el escenario donde comienza el verdadero camino hacia la gloria, gloria que ya han alcanzado leyendas del madridismo como Puskas, Don alfredo, Gento, Juanito, Sanchis, Hierro..... y que harán legendarios a otros jugadores. Huestes, a vencer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada